Turistas en Granada puedes disfrutar vacaciones durante todo el año

en

En Granada los turistas no tienen tiempo para aburrirse pues existe gran variedad de climas que son llamativos a todos los gustos. Son climas extremos muy fríos en invierno sobre todo en el interior y muy caluroso en verano, mientras que en la costa mediterránea se goza de trescientos veinte días de clima tropical, con buen sol y temperatura de unos veinte grados.

Estas diferencias climáticas por la que se ofrece gran variedad de ofertas turísticas en esta provincia tienen que ver con la diversidad geográfica que aquí se presenta. En ese sentido, esto explica que el interior de la provincia esté separado por la costa tropical de la sierra Nevada y por sus picos que algunos de ellos alcanzan la altitud de unos tres mil metros sobre el nivel del mar.

Sí te animas a conocer a Granada tienes muchas opciones, puedes escoger entre visitar la capital de la provincia y a sus principales focos de población como lo son Motril o Almuñécar y precisamente para disfrutar de la Costa tropical o también puedes esquiar en la Sierra Nevada a tan solo 15 kilómetros de Granada.

turistas en granada
turistas en granada

De la misma manera, los fanáticos y quienes sienten curiosidad por el mundo de los deportes de hielo y muy especialmente por el esquí, tienen a su disposición más de cien pistas, entre las que se destacan las estaciones de Pradollano y La Ragua como puntos principales de ascenso a la sierra.

Una de las atracciones más solicitadas por turistas de toda Europa y del mundo entero es la posibilidad de alojamiento en las casas cuevas que existen en los pueblos de Guadix y Baza, al interior de la provincia, donde consideran que dormir en las mismas es una experiencia muy interesante que repetirían por lo peculiar de sus servicios.

Bien sea que decida por unas vacaciones de veraneo o de disfrute del invierno, siempre tendrá presente las exquisiteces de la cocina de Granada. Puede iniciar por saborear unas ricas tapas de gazpacho, pinchos de carne o pescado rebozado. Luego pruebe las patatas a lo pobre y no olvide sus platos típicos como cordero, perdiz o pollo con almendras.